viernes, 4 de julio de 2008

Rebajas solidarias

Aprovechando que estamos a primeros de mes y que, como comentaba Marta, ya han empezado las rebajas, ¿por qué no irnos de compras?
Eso sí, para no tener que aguantar colas interminables y un calor agobiante lo más aconsejable es apuntarnos a las ciber-rebajas que también cuentan con unas cuantas ofertas solidarias y/o sostenibles.
A mucha gente no le gusta la idea de comprar artículos sin poder verlos antes, pero la verdad es que resulta muy cómodo, el servicio ofrecido es excelente y permite además apoyar algunos proyectos o pequeñas empresas que no se pueden permitir el lujo de distribuir sus productos en una gran cadena de tiendas.
Ahí va una selección algunas tiendas solidarias online para todos los gustos y todos los bolsillos:
- Bolsos sostenibles: estos bolsos ideados por unos jóvenes diseñadores de Barcelona, son modelos únicos y están fabricados con banderolas de PVC recicladas o toldos antiguos. Además, colaboran en el proceso de fabricación los presos de la cárcel Modelo de Barcelona y la fundación CEO-El Maresme, de Mataró para la ayuda a personas con disminución psíquica.
- Camisetas con mensaje: a partir de 12 €, puedes apoyar la labor que Amnistía Internacional lleva 30 años desarrollando alrededor del mundo. Esta tienda también ofrece artículos variados como alfombrillas de ratón, tazas, chapas, imanes, libros y CDs.
- Para mamas preocupadas por el medio ambiente y el desarrollo sostenible, esta tienda ofrece artículos de todo tipo para los pequeños, desde banderolas portabebés, juguetes ecológicos hechos de maíz, pañales de tela, ropa y zapatos para bebés, etc.

Para aquellos que prefieren las tiendas de toda la vida, con sus tres paredes y su escaparate, os podéis pasar por la Tienda de la solidaridad de Logroño (calle portales, 3) que ofrece artesanía, libros y alimentación a precios justos.

3 comentarios:

luis dijo...

Es interesante aplicar el concepto de justo a algo como el precio de un bien, el precio de algo se fija aplicando un beneficio a los costes de producción, además aderezando esto en apariencia simple, existe la ley de la oferta y la demanda, lo que nos da el precio final de un bien. Suponiendo que esto sea así para los productos del denominado “comercio justo”, no es menos cierto que también lo es para los productos producidos en el primer mundo, así nos encontramos con un mismo producto fabricado y vendido de manera justa en ambos casos pero de precio muy diferente. ¿A quien le compro para ser justo?

marta dijo...

No se trata tanto de que tú seas justo, como de que las condiciones en las que se produce y se vende, tanto en el "primer" como en el "tercer" mundo sean justas.

RAK dijo...

si no,lo digo reviento.....EN EL VODAFONE DE BERCEO TENEMOS LOS PRECIOS MAS JUSTOS!!!!!!!