martes, 1 de julio de 2008

Rebajas justas

Ayer, 1 de julio comenzaron las rebajas y con ellas, llegó también esa fiebre consumista que de vez en cuando nos ataca. Generalmente no nos planteamos de dónde viene todo aquello que compramos, ni quién lo ha fabricado y en qué condiciones…sin embargo, son cuestiones de suma importancia. Son cuestiones que, en su día, motivaron el nacimiento del movimiento denominado como comercio justo.
Ese movimiento defiende una relación comercial justa entre consumidores y productores. Y trata de evitar las terribles diferencias existentes entre los precios que los consumidores pagamos en el denominado primer mundo y lo que al productor se le paga, en el mal llamado, tercer mundo.
Gracias al Comercio Justo los productores de los países en vías de desarrollo pueden acceder a los mercados del norte estableciendo relaciones comerciales en las que se reducen los intermediarios, asegurando además los derechos de productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur.
Y ello puesto que es un comercio que tiene su base en el diálogo, la transparencia y el respeto, y busca mayor igualdad en el comercio internacional.
Aprovechemos, por lo tanto, el periodo de rebajas y hagamos que nuestro afán consumista sea justo.

3 comentarios:

Phaloway dijo...

Es éste un tema que siempre me cuestiona: la coherencia. Tras muchos quebraderos de cabeza he llegado a la conclusión de que viviendo en el mundo en que vivimos, en el país en el que vivimos (un país enriquecido -que no rico-)sólo se puede abordar el tema desde acciones puntuales y con cierta actitud ante las cosas, pero por mi bien he decidido no llevarlo a rajatabla...
he aquí la reflexión que hice hace algún tiempo:
http://phaloway.blogspot.com/2006/07/cmo-ir-de-compras-y-no-morir-de-culpa.html

luis dijo...

Simplemente unas reflexiones inconexas:
¿Se considera comercio justo si compro a los productores españoles, evitando intermediarios pero evitando importaciones de otros países que producen mas barato y dan trabajo?
¿Si no compro a las multinacionles y ellas despiden a los trabajadores en países subdesarrrolados de que van a malvivir en esos países?
¿Como afecta la compra a bajos precios en países subdesarrollados a mi nivel adquisitivo, no será que cuanto mas barato produzcan mas rico me hacen?
¿Qué es mejor trabajar cobrando poco o no trabajar?
¿Lo que para nosotros es injusto e insuficiente se considera igual en esos países?
¿Quizás somos primer mundo rico porque compramos barato?
Creo que he encontrado la solución para comprar en origen, a productores locales desfavorecidos, se da trabajo a toda la cadena de distribución, y además es barato.
Hay que comprar en los chinos
Para terminar, lo que hay que tener es comercio entre personas libres que decidan lo que para cada uno es justo.

marta dijo...

Ciertamente la coherencia es una cuestión fundamental en este asunto y también muy difícil de llevar a la práctica.
Conozco la definición de comercio justo, pero realmente no sé lo que es. Planteáis muchas preguntas interesantes y difíciles de responder para mi. Sin embargo y lo único que tengo claro es que mi bienestar no debe significar el perjuicio de otros. Y sobre todo y respecto a la última reflexión de Luis, indudablemente eso sería lo ideal, sin embargo, si entre personas libres es imposible llegar a un equilibrio en la justicia. Ni que decir tiene que cuando una de las personas ostenta una posición de superioridad...llegar a un equilibrio es imposible porque la balanza siempre estará inclinada para el mismo lado.